• 4in1
  • Café molido
  • Cafetera Espresso
  • Cápsulas FAP
  • Formato Clónico
  • Monodosis
Lunes, 04 Febrero 2013

Café, cápsulas, monodosis…

Un poco de luz en el laberíntico mundo de las cafeteras espresso

Elegir qué cafetera comprar se ha vuelto ahora más complejo que nunca. No solo debemos elegir entre manual o automática, también debemos apostar por un formato: café molido, monodosis o cápsulas; y dentro de éstos, los diferentes tipos…

Queremos dar un poco de luz al laberinto que rodea ahora el mundo del café explicando los principales sistemas y cuáles son admitidos por nuestra cafetera 4in1.

1. Café Molido

Sistema tradicional, que requiere un molido especial para cafetera espresso.

2. Monodosis de papel

Las monodosis de papel son totalmente ecológicas y reciclables. Las podemos clasificar a partir de sus dimensiones y tipo de prensado del café:

  • Monodosis dura: son las dosis Easy Serving Espresso (ESE) ®* y constituyen el primer sistema de café en porciones individuales que existió, son totalmente ecológicas y reciclables. Cada dosis contiene 7 g de café con una molienda media (especial para espresso) y bien prensada. Están especialmente pensadas para obtener delicioso espresso. Sus dimensiones suelen ser de 44 mm de diámetro y unos 10 mm de altura.
  • Monodosis blanda: las dosis blandas o “pads” suelen contener entre 7-9 g con una molienda más en línea con el café de filtro y con el café no prensado. Su principal exponente son las dosis Senseo®*. Sus dimensiones son también mayores, más cercanas a los 60-70 mm. Están pensadas para conseguir un café suave, parecido al café de filtro, pero con cierto aspecto espresso por la “crema” que producen.

Por otro lado, encontramos cafeteras basadas en sistemas de cápsulas. Aunque ese sistema viene de hace tiempo (más de 20 años), la proliferación de este tipo de cafeteras se produjo a partir de 2005 y desde entonces ha experimentado un crecimiento imparable. Existen varios tipos de cápsulas, según su forma y el proceso utilizado para producir el café:

3. Cápsulas Nespresso®* y compatibles – formato clónico

Son cápsulas que funcionan en las cafeteras Nespresso®*. Este formato es uno de los más conocidos, gracias a la gran difusión de esas máquinas. Entre las cápsulas clónicas podemos encontrar distintos materiales:

  • Aluminio: Este sistema es el utilizado por la marca Nespresso®*. Estas cápsulas necesitan ser perforadas por la máquina para que el agua pueda pasar a través del café. Son cápsulas totalmente estancas que no precisan envoltorio adicional.
  • De plástico con tapa de aluminio o de plástico sin taladros: necesitan ser agujereadas por la cafetera.
  • De plástico, con agujeros a la entrada y a la salida: estas cápsulas son fácilmente identificables porque se presentan envueltas en sobres individuales que preservan el frescor, el aroma y las propiedades naturales del café. Las cápsulas Marcilla L’Arôme EspressO®* se encuentran en esta categoría.

4. Cápsulas FAP

Este tipo de cápsulas están hechas de plástico y contienen unos 7 g de café molido. También tienen perforaciones de entrada y salida y se presentan envasadas en bolsas con atmósfera protegida para asegurar una conservación óptima. El diámetro es mayor que el de las clónicas y no pueden ser usadas en cafeteras Nespresso. Un exponente de este sistema son las cápsulas Coffeemotion.

La nueva cafetera CM-2185 4in1 de Minimoka es compatible con:

  • Monodosis duras de 44 mm pensadas para producir café espresso (aunque también puede trabajar con monodosis blandas de 60-70 mm).
  • Cápsulas FAP de la marca Coffeemotion.
  • Cápsulas tipo clónico con perforación de entrada y salida.
  • Y por supuesto también está pensada para trabajar con café molido.

El único de los formatos no apto, de los descritos anteriormente, es el de las cápsulas de aluminio, ya que el proceso necesario requiere taladrar la cápsula.**

¡Todas estas distintas maneras de conseguir un delicioso café espresso conviven en un solo modelo de cafetera!

* Marcas no relacionadas con Coffeemotion, ni Minimoka.

** También existen multitud de otros formatos no compatibles, de plástico, aluminio, combinación de ambos, con diámetros y formas diferentes, que requieren la máquina especial para esa cápsula; máquinas que solo funcionan con su formato.

Compártelo

Compartir en Google+

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.